Rueda de prensa, Jun 2006.


INVESTIGADORES DE LA UMA DESARROLLARÁN UN PROYECTO EN EL AMAZONAS RELACIONADO CON LA GESTIÓN DE RESERVAS NATURALES Y LA EDUCACIÓN BILINGÜE

Investigadores de la Universidad de Málaga viajarán el próximo mes de julio al Estado del Amazonas (República Bolivariana de Venezuela) para desarrollar un proyecto de cooperación financiado por la Agencia Española de Cooperación Iberoamericana (AECI). El proyecto se divide en dos fases y otros tantos objetivos: por un lado, la gestión de las reservas naturales y la promoción de la educación ambiental y, por otro, la educación bilingüe.

Los profesores que lideran el proyecto lo han dado a conocer hoy a los medios de comunicación. Según el coordinador, Manuel Cebrián, se trata de un trabajo interdisciplinar en el que participan diez personas vinculadas con la Universidad de Málaga y cuya mayor dificultad radica en las características del territorio: 200.000 kilómetros cuadrados, lo que supone el 20 por ciento del territorio venezolano. Se trata de amplias zonas con una densidad muy baja de población y habitadas fundamentalmente por pueblos indígenas.

Sin embargo, las trabas con las que se encontrarán los investigadores no acaban ahí, ya que a la amplitud del terreno hay que sumarle el difícil acceso –gran parte carece de carreteras y sólo se puede llegar a él navegando por los ríos- y la escasez de habitantes: tan sólo 150.000. Según informó Juan Noguera, profesor de la Universidad Central de Venezuela, en el territorio hay 19 etnias distintas. Los profesores ya han hablado con sus dirigentes para iniciar el trabajo de investigación, pero en este próximo viaje se entrevistarán con la población para así ampliar el trabajo de campo.

Las investigaciones se dividen en dos líneas. La primera va dirigida especialmente al desarrollo partiendo de la conservación de la biodiversidad y de los recursos naturales. Los grupos destinatarios serán las comunidades indígenas que colaboren con el proyecto pertenecientes a los municipios de Maroa-Guaiunía, San Fernando de Atabapo y San Juan de Manapiare. La segunda, tiene relación con el fortalecimiento de la educación indígena bilingüe.

Para el profesor José Manuel Ríos Ariza, el objetivo es dirimir la forma en la que interacciona la población con la naturaleza. “Lo complicado es armonizar el desarrollo de los territorios con el medio ambiente. Para ello hablaremos con las comunidades y detectar así sus problemas. Ellos han conservado el medio y queremos ayudarles a que lo sigan conservando”.

Estuvieron también presentes en la explicación del proyecto el director de Secretariado de Bienestar y Cooperación al Desarrollo de la UMA, Eduardo Elósegui, el profesor de la UMA Raimundo Real y el coordinador regional de educación indígena del Estado del Amazonas, Darío Moreno.